La identificación y evaluación de la superdotación VIII

anterior

La evaluación de la superdotación

 ¿Qué prueba del C.I. es la adecuada?, ¿qué subpruebas se deben administrar?, ¿cómo se deben interpretar los datos de la prueba?, ¿cómo han de ser presentados los resultados a los padres?, ¿cómo puede ser diseñado el informe para que sea más beneficioso durante toda la carrera educativa del niño?

evaluación

Las pruebas necesitan ser adaptadas a las necesidades específicas del niño y abordar las preocupaciones de los padres.

Los padres

En la práctica privada el psicólogo debe tener en cuenta que el trabajo con los padres de los niños con altas capacidades es diferente. Estos padres, en su gran mayoría madres, tienden a ser muy buenos conocedores de la evaluación y, al mismo tiempo son más inseguros  a la hora de decidir hacer las pruebas que confirmen la superdotación. Los padres se cuestionan la necesidad de esta evaluación y muchas veces buscan segundas opiniones.

Las madres suelen temer  a la sobrestimación de las habilidades de sus hijos y al sentimiento de vergüenza que puedan tener debido a  los resultados de las pruebas. ¿Qué pasa si estoy equivocada? Después de compartir muchas veces observaciones sobre su hijo, se preguntan frecuentemente ¿Mi hijo necesitará estas pruebas?

Los niños necesitan seguridad. Tienen que ser escuchados y sentirse comprendidos. Ellos necesitan saber que no están solos. El cuestionario subjetivo de Silverman-Rogers es un instrumento que ayuda a los padres a sentir que pueden estar en el camino correcto.

La inseguridad también puede provenir del desacuerdo entre los padres en cuanto a si es necesaria la prueba o  no (Silverman y Miller, 2009). Un proceso  de admisión inicial o una entrevista con los padres pueden brindar a los padres la oportunidad de analizar las experiencias, miedos, dudas y conflictos que los  llevaron a la decisión de evaluar. Durante esta consulta, el profesional puede ofrecer apoyo, disipar mitos, hacer preguntas adicionales, explicar el proceso de evaluación y abordar las preocupaciones de los padres.

Los niños

La evaluación de los niños superdotados puede ser un gran desafío. Algunos niños dudan a la hora de dar información al examinador, por si no es seguro enseñar todo lo que saben. Algunos dan respuestas incorrectas de modo intencional para probar al examinador. A veces es necesario detener la prueba  para explicar cuál es el propósito de la misma y por qué es necesario responder correctamente. Algunos complican las preguntas, porque no pueden creer que se les pida algo tan claramente evidente para ellos.

 

 

Facebook Twitter Linkedin
    Entrada publicada en Artículos, Reflexiones y etiquetada , , , . Enlace permanente.

    Dejar un comentario