La identificación y la evaluación de la superdotación II

anterior    siguiente

Según los datos Silverman, corroborados en los últimos años por el departamento técnico de la Fundación J. Berché, la gran mayoría de los niños que atendemos son de doble excepcionalidad (2e a partir de ahora). El diagnóstico de problemas de aprendizaje por lo general, implica hacer pruebas de medidas del C.I.

Debemos tener en cuenta que la enorme mayoría de los tests de medida de la inteligencia fueron creados para detectar diferentes problemas entre ellos descartar problemas  relacionados con el aprendizaje. Rara vez se utilizaban para evaluar el talento.

nino-juega-ajedrez-p

Todo este artículo servirá como un estudio de educación especial para examinar cómo deben ser las prácticas de la evaluación y la identificación en la educación de los alumnos superdotados. Al ser un grupo con necesidades especiales, los superdotados deben tener unos métodos de evaluación rigurosos y serios como los que se utilizan en los grupos de niños con necesidades especiales.

A lo largo de este capítulo, vamos a discutir el porqué la evaluación del talento es muy importante, incluso como esta evaluación difiere de la selección para los programas para superdotados. Abordaremos múltiples aspectos; evaluación cualitativa, factores de edad, selección de pruebas, interpretación de los perfiles de las pruebas, elementos de un buen informe.

Ciertamente, pocos psicólogos se dan cuenta de que hay normas para las puntuaciones compuestas en el informe técnico del WISC-V diseñadas específicamente para los superdotados. El nuevo índice para superdotados se publicará en el WISC-V en España el próximo 2018. Hablaremos de este índice a lo largo de esta exposición. Al final de este estudio, hablaremos de los retos de la evaluación de los niños 2e.

¿Por qué es necesaria la evaluación del talento?

La evaluación de la superdotación se inició en la primera mitad del siglo XX, antes de que se crearan programas para estos estudiantes. Partiendo del estudio psicológico de las diferencias individuales, su propósito original era entender a los niños que se desarrollaban de forma atípica en cualquier dirección. Cien años más tarde, esta sigue siendo la razón más importante para la evaluación integral. Cuanto más se desvía el niño de la norma, mayor es la urgencia de una evaluación individual para obtener información concreta sobre sus necesidades. No se puede suponer que el niño pueda desarrollarse correctamente sin adaptaciones y sin apoyo en casa.

Este principio es más fácil de entender,  si primero examinamos el otro extremo del espectro intelectual. Las desviaciones estándar (SD) no son sólo artefactos estadísticos. Representan niveles de funcionamiento.

En SD1 (85 de C.I.), se considera a menudo como «aprendizaje lento», aquí los niños pueden estar en la clase regular con apoyo. En SD2 (70 de C.I.), podemos hablar de un nivel de «daño ligero», aquí  las diferencias de desarrollo son tan grandes que los niños son calificados para servicios de educación especial. A estos niños se les pasan pruebas individuales de C.I. como un componente esencial de la evaluación integral. Estos alumnos, en la vida adulta, por lo general son capaces de alcanzar un empleo remunerado. En SD3 (55 de C.I.), el nivel de discapacidad moderada, los niños sólo son capaces de funcionar en un aula regular con un programa modificado radicalmente y hay que contar con la ayuda de un asistente. Por lo general requieren asistencia y supervisión en casi todos los aspectos de la vida diaria (Harrison, 2005). En SD4 (40 de C.I.) los niños no pueden estar en la escuela en absoluto, sólo en instalaciones especialmente preparadas donde  aprenden  habilidades de autoayuda. Los niños son incapaces de funcionar de manera independiente. Finalmente con SD5 (25 de C.I.) los niños no están aptos para cuidar de sus propias necesidades. Esto afecta todos los aspectos de la vida de un niño tanto en casa como en la escuela.

Según las desviaciones estándar (SD) de la norma,  en los alumnos con desarrollo superior podemos decir que hay casos de superdotación leve, moderada, alta, excepcional y profunda.

siguiente

Facebook Twitter Linkedin
    Entrada publicada en Artículos, Novedades, Reflexiones y etiquetada , , , . Enlace permanente.

    Dejar un comentario