La identificación y la evaluación de la superdotación VII

anterior                                                            siguiente

La evaluación integral de los superdotados. Creación del informe 

En el Centro de Desarrollo de los Superdotados de la Dra. Silverman (GDC) siempre se ha administrado una escala de auto-concepto (o autoimagen) junto a cada prueba de medida del C.I. Mientras que las pruebas de C.I. han ido cambiando con los años, la escala de auto-concepto sigue siendo la misma y mide la auto-imagen, la inteligencia emocional, la aceptación social, el comportamiento y la autoestima, aspectos que también analizamos en la Fundación Privada Javier Berché.

IQ

La prueba se puede realizar a niños entre los 8 y 14 años de edad. En el GDC hay versiones pictóricas con un menor número de factores a analizar para los niños más pequeños.

Los niños con altas capacidades obtienen altas puntuaciones en auto-concepto, pero las puntuaciones bajan en aceptación social. Hasta la fecha, el auto-concepto y el C.I. han recogido datos en más de 6.400 niños (en la Fundación Privada Javier Berché en los últimos  5 años hemos recogido datos de más de 1.000 niños).

Una parte de la evaluación integral de estos alumnos y sus resultados se les entrega a los padres. Estos valoran mucho la información recibida porque  tienen la posibilidad de ver con claridad los mecanismos de aprendizaje de su hijo y entender el significado de la prueba. Para ello se realiza una sesión de asesoramiento posterior a la prueba  donde  los padres pueden ver los resultados de las pruebas, entender su interpretación y determinar un plan de acción basado en las conclusiones. Esta reunión debe centrarse en las necesidades inmediatas del niño aunque también deberá prestar atención a los objetivos a largo plazo. Se debe hablar de muchos temas: escuelas para alumnos con altas capacidades, contactos con otras familias, posibilidad de acceso a becas, maneras de gestionar el desarrollo de los diversos talentos, oportunidades de enriquecimiento. También se pueden recomendar algunos libros.

Nancy Robinson, directora de un programa para jóvenes investigadores,  observó que los padres tenían dificultades para absorber toda esta información a la vez. Y para solucionar este contratiempo ofreció a los padres, en su Centro de  Evaluación,  una serie de sesiones de seguimiento después de la evaluación para poder integrar  toda la información. Esta fue una excelente idea.

Diseñar el informe es la parte más difícil del proceso de evaluación. Este informe ha de servir como modelo de ayuda al niño  en el presente  y en el futuro. Para realizar un buen trabajo el examinador necesita sintetizar una enorme cantidad de información.

Por lo general el informe se compone de las siguientes secciones: motivo de consulta, los antecedentes, los resultados de pruebas anteriores (si es aplicable), las medidas administradas, resumen y recomendaciones. Podemos pensar que  trabajar con todo estos datos supone mucho tiempo pero toda esta información tiene un enorme valor. Los informes pueden constar de unas 10 o 12 páginas.  Su preparación tras la corrección de las pruebas,  tiene una duración en términos generales  de unas  6 o 7 horas. Un buen informe exige una gran dedicación.

¿Cómo se evalúa a los otros grupos de alumnos?

La evaluación de los niños superdotados es más compleja que la evaluación de los niños no dotados. Un niño que está en la media o por debajo del rango medio puede marcar el mismo rango en diferentes pruebas de C.I. Sin embargo si medimos las puntuaciones de niños que están en los  extremos superiores de inteligencia estas pueden variar dramáticamente de una prueba a otra. Con frecuencia observamos que hay niños que en una prueba obtienen una puntuación  en el rango  superdotado sin embargo  en otra prueba no puntúan igual o dan superdotados en  un test compuesto pero no en la puntuación de C.I. de la escala completa. Es por eso que el evaluador ha de afinar en la búsqueda del talento. La evaluación de la superdotación es matizada o sea es tanto un arte como una ciencia.

Facebook Twitter Linkedin
    Entrada publicada en Artículos, Reflexiones y etiquetada , , , , . Enlace permanente.

    Dejar un comentario